EL ESPACIO DE LA GEOGRAFÍA

Instituto de Formación Docente "Prof. Agustín Gómez"

1º de diciembre: Día Mundial de lucha contra el SIDA

Posted by Amalia Cáceres en noviembre 28, 2009

El SIDA en el mundo

Aunque no existen cifran exactas debido a que una gran proporción de las personas infectadas con VIH/SIDA desconocen su condición, se estima que unos 40 millones de personas viven con VIH en el mundo. En 2005, unas 5 millones de personas contrajeron la enfermedad, mientras que unas 3 millones murieron a causa de ella.

 

  

Como sucede con otras epidemias infecciosas, como la malaria, el SIDA se ha extendido especialmente en algunas de las regiones más pobres del planeta, donde a condiciones de salud y sanidad espantosas se une un acceso muy bajo al tratamiento médico y a la educación para la prevención. Esta situación es especialmente crítica en el África Subsahariana, donde se acumula el 65% de todos los infectados en el mundo, y donde se han producido más del 80% de todas las muertes ocurridas desde 1980. En 2005, había en la región 12 millones de niños huérfanos a causa del SIDA. Actualmente, en Botswana, Swazilandia, Namibia y Lesotho, alrededor de un cuarto de la población está infectado con el virus. En Sudáfrica, donde uno de cada diez habitantes está infectado con VIH, cada día se producen alrededor de 1.500 nuevos contagios.

Mientras que en los países desarrollados las personas infectadas pueden acceder a los tratamientos médicos disponibles, que desde fines de la década del ’90 permiten retrasar considerablemente la progresión del virus, la realidad es muy distinta en estas zonas de pobreza devastadora. Al carecer de una nutrición adecuada, de condiciones de higiene aceptables y de la posibilidad de ser atendidos en centros médicos equipados, la enfermedad se desarrolla con mayor facilidad y rapidez, condenando a la muerte a la mayoría de las personas infectadas.

En estos países de pobreza extrema, tanto o más grave que estas condiciones sanitarias resultan los bajísimos niveles de información y educación sobre la enfermedad y los modos de prevenirla. Porque aunque no existe vacuna ni cura contra el SIDA, sí existen formas eficientes y sencillas para prevenir el contagio: el arma más importante para combatir la propagación de la enfermedad es la educación para la prevención. La desinformación y la ignorancia sobre las formas de prevención del SIDA tienen consecuencias catastróficas, ya que generan un crecimiento exponencial de la epidemia de dimensiones escalofriantes: ONUSIDA, el Programa de las Naciones Unidas para la lucha contra el SIDA, estima que dentro de 20 años habrá 90 millones de infectados en el África Subsahariana.

En Argentina hay unas 130.000 personas infectadas, aunque solo la mitad de ellas conoce su condición. El 70% reside en la Ciudad y en la Provincia de Buenos Aires.

Solamente el 10% de la población argentina tiene un alto conocimiento sobre el VIH/SIDA. Por eso es importante la educación en la escuela, debido a que no existe otra institución a escala nacional que pueda facilitar a todos los ciudadanos por igual el acceso a la información relevante y necesaria.

 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: